Isabel Serna - Jul 10, 2019

Mujeres emprendedoras y el éxito en los negocios I Liderazgo Femenino 2019

Nunca soñé con el éxito. Trabajé para llegar a él"Estée Lauder

La mujer emprendedora como caso de éxito y ejemplo a seguir

Ser un líder no es simplemente hacer o convencer a las personas sigan tus ideales, ni ser alguien que tenga control sobre las otras personas. El liderazgo es la capacidad de entusiasmar a las personas más talentosas por el bien común.

A lo largo de la historia, las mujeres fueron menospreciadas, se pensaba que para lo único para lo que eran buenas, o su “deber” era cuidar de la casa y de los niños, lavar y cocinar, no más. El hombre era la persona que trabajaba, la persona que daba dinero a la familia y eso les daba cierto poder sobre las mujeres (además de la fuerza física que tenían). Las mujeres servían para dos cosas: cuidar a la familia y estar pendiente de su marido, ya que el se "sacrificaba" por la familia. 

Ha sido una lucha constante cambiar la manera de pensar de la sociedad, ha sido un proceso lento, que se va mejorando poco a poco. Gracias a la liberación femenina se ha logrado avanzar hacia el conseguimiento de igualdad legal, política, profesional y familiar.

¿Es la cultura lo que impide la igualdad de las mujeres en el ámbito empresarial?

mujeres emprendedoras-1

Hace ya tiempo que la teoría feminista puso en relieve la existencia de desigualdades de género en los mercados laborales. Desde entonces, los análisis al respecto no han dejado de señalar que la subordinación y la discriminación laboral son una realidad para la gran mayoría de las mujeres activas. Desgraciadamente, la desigualdad de género es una situación que persiste incluso cuando hay una gran actividad femenina,  a pesar de que las mujeres logren demostrar su capacidad y su fuerza, las oportunidades laborales siguen siendo pocas, así como la brecha salarial entre hombres y mujeres, muchas veces haciendo que las mujeres se conformen con menos.

México, uno de los países que aún está lejos de ser considerado uno de los países con equidad de género, según datos de WEF (The World Economic Forum), una mujer mexicana gana aproximadamente 215 mil pesos al año (11.000€), mientras que un hombre recibe alrededor de 551 mil pesos (26.000€) por el mismo empleo, esto significa una diferencia de más del cincuenta por ciento del salario general.

A pesar de la brecha salarial de género tan grande, México, es el país con el mayor porcentaje de mujeres en puestos directivos de medianas y grandes empresas en el continente americano, aún sobre Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina. Lo que nos ayuda a concluir que todavía falta mucho en lo que trabajar en el continente.

"Mientras más hablo de feminismo más me doy cuenta que hablar sobre los derechos de las mujeres se confunde con odiar a los hombres, y si sé algo es que esta idea debe parar" - Emma Watson

A su vez, creo que es importante recalcar que la desigualdad de género no ha sido algo que nació de un día para otro, ni es culpa de los hombres, no se puede decir que los hombres se pusieron de acuerdo un día y se decidió nuestro de qué éramos o no capaces. Los factores sociales y culturales son factores que siguen provocando esta gran diferenciación. Los roles de género se crean a través de la sociedad y se aprenden de generación en generación hasta convertirse en un claro reflejo de la población. 

Las mujeres en el mundo de los negocios

"Una de cada 2 mujeres ha rechazado un empleo por el impacto en su vida 
personalHoy en día el balance entre la vida personal y profesional de ellas 
puede ser, incluso, más importante que el salario.” - Mónica Flores, directora general ManpowerGroup Latinoamérica.

Las mujeres juegan un papel muy importante en el mundo de los negocios, a pesar de la gran dificultad que les representa balancear el rol profesional y familiar. Las historias importantes de éxito en los negocios, también las tienen las mujeres. Existe un término llamado “techo de cristal” que es conocido como el límite profesional al que se enfrentan las mujeres para llegar a puestos de alta dirección. Afortunadamente este techo cada vez va disminuyendo ya que cada día que pasa las empresas se dan cuenta de que la fuerza laboral de las mujeres es un elemento decisivo para el desarrollo sostenible y el fortalecimiento económico.

Pero existe la otra cara de la moneda. Según un estudio hecho por el Banco Mundial, la principal razón por la que las mujeres declinan ofertas de trabajo directivo son las siguientes: en primer lugar por la maternidad, seguido por la saturación de obligaciones familiares y finalmente como tercer lugar, el hecho de que su entorno social o familiar no les permita cumplir adecuadamente el cargo. Entonces, ¿Qué vemos aquí?  Es algo muy bueno que las empresas comiencen a valorarnos y darnos oportunidades, pero el problema es que desafortunadamente, siguen existiendo entornos que no nos apoyan y que, a su vez, tenemos muchas tareas al mismo tiempo. Es decir, no solamente trabajamos, si no que tenemos que organizar cosas familiares porque sigue siendo nuestro rol, entonces pasamos de un "No puedes trabajar" a un "Trabaja pero no descuides la casa".

Beneficios de tener mujeres en el mundo empresarial

Los hombres y mujeres abordan los negocios de una forma un poco diferente, a continuación presento algunos puntos interesantes que tal vez no habías considerado:

liderazgo femenino 2019-1

  • Toma de decisiones: Las mujeres empresarias toman decisiones es normalmente tomando en cuenta ambas partes del cerebro. Esto permite el uso de la creatividad y del proceso analítico. Mientras que los hombres utilizan simplemente la parte izquierda (el proceso analítico).
  • Compartir conocimiento: Las mujeres tienden a reunir información y diferentes puntos de vista mediante relaciones interpersonales y contactos antes de tomar una decisión.
  • Multitasking: Con muchas actividades a la vez y roles que cubrir, desarrollamos la habilidad de realizar varias tareas a la vez. Somos capaces de desarrollar estrategias para un mejor desempeño y administración de sus prioridades por lo que la hace ser muy buena para resolver problemas entre lo urgente y lo importante.
  • Factor humano: La comunicación se vuelve más directa con los socios y empleados, entre los beneficios extras de una mujer, está su empatía. Invertimos más tiempo para conocer las expectativas y necesidades de nuestros clientes, le damos importancia a los sentimientos de nuestros colaboradores para tener entendimiento, lo que permite que puedan trabajar mejor en equipo.

Se ha demostrado que la presencia de la mujer en las empresas está muy bien relacionada con el buen manejo de efectivo y se reportan menores índices de bancarrota. De acuerdo con una investigación de la Universidad McMaster de Canadá dirigido por Chris Bart, en cuanto a la toma decisiones, los hombres hacen caso a la tradición, a las normas y regulaciones, mientras que las mujeres piensan más en los intereses de todos los participantes y prefieren un enfoque de cooperación y consenso para tomar la decisión final. “Tenerlas en el corporativo o en altos puestos ya no es sólo lo ideal, sino es la manera inteligente de llevar un negocio” Chis Bart.

En un estudio realizado por la famosa consultora McKinsey, denominado “Diversity Matters” el cual fue realizado en Estados Unidos, Canadá, América Latina, y el Reino Unido, las empresas que cuentan con más del 25% de igualdad de género, así como diversidad racial, tienen rendimientos financieros por encima del promedio de su industria nacional. Lo que quiere decir que entre más diferencias y equidad hay, mayores serán los ingresos.

Mucho camino que recorrer...

En el mundo de los negocios el rol de la mujer ha ido mejorando, existen países en los que los salarios van aumentando poco a poco, otros en los que hay que trabajar un poco más. A pesar de que vamos por el buen camino, debemos de pensar que aún hay mucho camino que recorrer, han sido tanto los años de marginación que no es fácil cambiar la manera de pensar de las distintas sociedades y culturas. El mundo de los negocios sigue presentando un panorama mayoritariamente masculino. Debemos tener paciencia y seguir el ejemplo de mujeres de todo el mundo como Emilia Pardo, Mary Wollstonecraft, Marie Curie y muchas otras más quienes han luchado por nosotras.

Quisiera compartir con ustedes una plática de Emma Watson en la ONU (subtitulado al español) el cual me parece muy interesante y claro. En el que comparte que su experiencia por ser feminista y recalca que ser feminista no quiere decir odiar a los hombres, ser feminista es luchar por los derechos de las mujeres.

Emma Watson - Igualdad de género

 

Bibliografía

“Embajadora De Buena Voluntad De ONU Mujeres Emma Watson.” ONU Mujeres, UN WOMEN, 2019, www.unwomen.org/es/partnerships/goodwill-ambassadors/emma-watson.

Written by Isabel Serna