FRANQUICIAS DE LAVANDERÍAS

 

  1. ¿Qué es y cómo funciona una franquicia?

Una pregunta recurrente franquicias rentableses preguntarse sobre que es una franquicia y como estas funcionan, a continuación, detallaremos bien que es una franquicia, como funciona y cual son sus ventajas.

Primero de todo se tiene que dejar claro que, a pesar de cualquier definición o cualquier tipo de descripción técnica, la franquicia es un modelo de negocio basado en la confianza muda entre las partes colaboradoras que deciden empezar este proceso.   

 

Por un lado, La Real Academia de la Lengua Española (RAE) define la franquicia como “la concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada” y por el otro, el Código Deontológico Europeo de la Franquicia la define como un “sistema de comercialización de productos y/o servicios y/o tecnologías basado en una colaboración estrecha y continua entre empresas jurídica y financieramente independientes, el Franquiciador y sus Franquiciados, en la cual el Franquiciador otorga a sus Franquiciados el derecho, e impone la obligación de explotar una empresa de conformidad con el concepto del Franquiciador”.

Primero de todo, necesitamos especificar que un ningún caso, una franquicia se puede considerar un tipo de negocio independiente ya que el franquiciado en el momento que toma la decisión de comenzar esta nueva aventura empresarial, compran la oportunidad de poder invertir su dinero en un negocio basado en una metodología de funcionamiento establecido por el franquiciador, que no es más que el creador del modelo de negocio. De esta manera el franquiciador se asegura que todo producto y servicio que el franquiciado decide de comprar a través de una licencia se ajusten a unos estándares de calidad necesarios para la imagen de la empresa.

 Como antes indicado, y según las dos definiciones de franquicia citadas, los papeles fundamentales y protagonistas de este modelo de negocio, son el franquiciador y franquiciado. Ambas partes, después de haber llegado a un acuerdo, firmarán un acuerdo de franquicia donde la parte franquiciada se comprometerá a pagar una cierta cantidad de dinero al franquiciador y obtener así la licencia necesaria para poder montar un negocio utilizando una marca que ya tiene un recorrido en el mercado y está muy bien consolidada.

Todas la clausulas y obligaciones suelen estar contenidas en el Manual de Operaciones, que no es más que un documento donde se introducen todas las pautas necesarias para que le franquiciado pueda llevar el negocio, sin tener que crear un plan estratégico indispensable para dirigir el negocio. Se detallará todo, para ofrecerle al franquiciado un proyecto de negocio estructurado en cada una de las partes de la cadena de valor de la empresa.

Estas partes son: la logística del negocio, la estrategia de marketing; el montaje de los productos, el servicio de entrega, la contabilidad, el diseño local, contratación del personal y formación.      La formación es una parte fundamental en una relación de franquicia y franquiciados, porque a través de esta se asegura que el modelo de negocio venga dirigido según los métodos necesarios para que este funcione con éxito, volviéndose rentable.

Parte del acuerdo son sin dudas, todos los términos de la relación comercial, que incluyen la cuota inicial, cuotas periódicas y/o royalties, la restricción de territorios, un soporte operativo que se ofrece, la duración de la licencia de la franquicia en cuestión, los detalles de la renovación de la licencia y vender o cerrar la franquicia.

Se recomienda en todo caso de consultar un abogado con experiencia en tipos de acuerdos de franquicia o todo tipo de contratos de negocios primero de firmar algún documento.                          Se tiene que tener bien en claro que, bajo cualquier concepto, la propiedad de la marca pertenecerá siempre al franquiciador, que lo único que hará será ceder los derechos para poder operar bajo su misma marca.

En conclusión, una franquicia se puede considerar como un sistema excelente para implantar un negocio, reduciendo cualquier tipo de riesgos de fracasos, manteniendo, pero un alto nivel de compromiso hacia la ética y nivel de preparación por parte de la parte franquiciada.

 

  • ¿Qué es el Know How vendido?

franquicias exitosasEl famoso “know how” incluido en el paquete adquirido junto con los derechos de la franquicia es lo que básicamente asegura el éxito del negocio que se quiere montar. No es más que el saber hacer y hacer funcionar el negocio, el conocimiento que el franquiciador guarda y que traslada una vez concedida la licencia para que los franquiciados puedan alcanzar el éxito con un modelo de negocio ya probado. Y esto lo consigue a través de un manual operativo del sistema que se utilizará para poder trasladarlo a cada uno de los franquiciados.

 

  • Tipos de franquicias

En el mercado existen dos tipos de franquicias: de producto o marca comercial

Es un formato de negocio que comprende una serie de servicios incluidos en el paquete adquirido por el inversor, entre ellas la selección de ubicación, formación y soporte, el suministro de producto, un plan de marketing estructurado y un servicio de asesoramiento para el conseguimiento de un financiamiento e incluso una vez que se haya terminado el proceso de adquisición y se haya cerrado el contrato ofrecen un tipo de soporte continuo. Soporte que incluye una serie de boletines mensuales, teléfonos gratuitos al cual acudir para un asistencia técnica y seminarios, talleres periódicos de formación.

 

  • Ventajas y Desventajas

Se tiene que tener en cuenta que una de las  las principales ventajas cuando se decide abrir una franquicia, es que no se tendrá que empezar un negocio desde cero, y por lo tanto, no se tendrá que posicionar una nueva empresa en el mercado.

Esto, aunque no lo parezca, es una gran ventaja ya que ayuda a reducir muchos costes y sobretodo, limitar riesgos de cierre. Riesgos que afectan la mayor parte de nuevos empresarios durante el primer año.  

Otra ventaja que no se tiene que subestimar es sin duda, la conciencia de tener en mano un modelo de negocio ya probado y desarrollado exitosamente en el mercado. Esto, no solo asegurará un correcto funcionamiento de la misma, sino que permitirá un crecimiento continuo y supervisado. 

Experiencia y soporte continuo, son factores fundamentales al adquirir una franquicia y lanzarse en el mercado. Esa sensación de continuidad y comunicación durante todo el proceso será el punto clave para que la relación entre franquiciado y franquiciador mantegan una buena relación comunicativa y aporten a la cadena de valor.

Algo que no se puede olvidar en todo momento, es que aún comprando una franquicia y su modelo de negocio, esto no supone la garantía de éxito del mismo. Esto, es algo que dependerá siempre del trabajo, esfuerzo y constancia continua que el mismo franquiciado decidirá aportar a su propio proyecto. 

 

  • ¿Cuál es el perfil de empresario aconsejable para un negocio de franquicia?

Ser un franquiciado no es un perfil adapto a todo tipo de persona, por este motivo es fundamental realizar un auto análisis y saber detectar si se poseen todas las características necesarias para cubrir el puesto y llevar a cabo un negocio así.

Características básicas de un franquiciado tipo:

  • Ser una persona con capacidad de adaptación a normas y reglas establecidas por el franquiciador. Basicamente, ser capaces de seguir determinadas normas de gestión, productos y proveedores establecidos por la franquicia en cuestión.  
  • Ser una persona trabajadora y continuativa en su trabajo, alguien constante y con ganas de crecer. Solo así se conseguirá el éxito en el negocio. ¡ESFUERZO SIEMPRE! 
  • Alguien que quiere sí emprender, pero con la seguridad de lanzarse en el mercado con un modelo de negocio ya probado.
  • Tener cierta disponibilidad de capital necesario para poder empezar el proyecto de emprendimiento. Y no es un limite el compartir si el proyecto funciona y tiene éxito.  
  • Tener presente que el modelo de negocio tiene una fecha de caducidad que no obstante eso puede de todas formas ser renovable.
 
mrjeff

           

     2. ¿Cómo hacer de tu negocio una franquicia?

Una vez que tengas claro que un modelo de negocio relacionado con las franquicias, es el más adapto a tu perfil emprendedor, y tienes el suficiente dinero ahorrado para la inversión inicial. Lo único que tendrá que preocuparte, será realizar un apropiado estudio de mercado para detectar la marca o servicio más compatible con tu perfil de interés.

Tendencialmente lo más aconsejable es intentar focalizarse en algún producto o servicio que sea novedoso en el mercado, o que por lo menos se diferencie. De esta manera se obtendrá un tipo de ventaja competitiva capaz de respaldar la inversión inicial y aceptación del público en causa.

Por este motivo recuerda siempre detectar estos 

Uno de los secretos que te harán falta para detectar la mejor franquicia y crear tu negocio futuro serán:

  • Buscar innovación: En un panorama donde el mercado esta completamente sobresaturado de ofertas con poca aportación de valor, es fundamental buscar características innovadoras. Eso será lo que marcará la diferencia, y te ayudará conseguir el éxito buscado.
  • Pasión: Nunca hagas algo sin pasión, porque es lo que te motivará cada mañana al despertarte. Busca lo que más te apasione y guste, ya que como bien se sabe, el modelo de franquicias exige seguir una serie de reglas determinadas por los manuales. Y hacerlo con pasión te permitirá reducir el peso de tal trabajo.
  • Conoce el mercado: Saber donde actuarás y como se comporta el consumidor es algo que no se puede no considerar. Números y datos serán tus mejores aliados para el correcto desarrollo y crecimiento de la empresa.
  • Varias opciones: Nunca se tiene que tener una única opción, porque esta por algún motivo podría fallar. Tomarse su tiempo y buscar multiples opciones será siempre un paso acertado en el proceso de decisiones.
  • Conoce la franquicia: Una vez que individuada la franquicia, conoce todo de ella. Inicios, fundadores, historia y evolución en los años. Cuales serán los planes de futuro, la oferta competitiva y los principio y valores de la empresa. Es fundamental tener todo esto muy claro y definido porque será a través de esto que se conseguirá tomar la decisión más acertada.